21.01.2020

¿Qué es una Marca Personal?

Branding

Una marca no es un logo o un nombre. Una marca es lo que el otro percibe cuando se enfrenta al signo que identifica lo que ofreces. Una marca es comunicación.

Una marca personal se basa en la historia de una persona en particular y puede ser homónima – llevar el nombre de su creador o de quien la inspira – o tener un nombre de fantasía.

Se trata de un trabajo de curaduría permanente, donde la esencia no cambia, pero sí evoluciona. Es la construcción de un universo que debe ser capaz de transmitir lo mismo en cada detalle.

¿Qué debo tener claro? Entender por qué hago lo que hago y para quién lo hago.

La Historia detrás de tu historia.

¿Cómo llegaste hasta aquí? ¿Qué fue lo que te inspiró? Hay vivencias que te marcaron para siempre y son el gran motivo detrás de lo que haces. En ellas se esconde la esencia de tu marca, su alma. Ahí están los valores sobre los que se sostiene tu proyecto.

¿Quieres crear una marca que enamore? Hazla sincera, capaz de seducir a tu cliente ideal. No busques complacer a todos, sino al tipo de persona con la que realmente te quieres conectar a través de lo que haces.

Tu historia te hace única y generará sentimientos entre tu trabajo y quien lo consuma. Lo que uno siente pesa más que lo que uno piensa. Las marcas que enamoran son las que despiertan sentimientos positivos entre sus seguidores. Y una relación amorosa saludable tiene que ser recíproca: tu cliente tiene que sentir que le importas. Y para que eso pase, tiene que ser cierto. Tiene que haber una fuerza que haga que te entregues para facilitarle y enriquecerle la vida.

Los Valores: La base de todo,

¿Cómo elegir qué contar? La vida está hecha de pequeñas grandes historias. Si decidiste emprender, hay algo en ti – una Fuerza – que te hizo decidir un día hacer las cosas de forma diferente, que te animó a decir “yo quiero, puedo y voy a hacerlo”. Piensa en las historias que más te marcaron. A veces son recuerdos muy potentes y a veces anécdotas que parecen pequeñas, pero que siempre se te vienen a la mente. Evócalos con la mayor cantidad de detalles posible. Apúntalos y empieza a editar: observa cuáles son similares y elije los más significativos, de ahí, vuelve a buscar puntos en común entre los que quedan. En esas historias vas a encontrar los VALORES FUNDAMENTALES de tu marca.

Las marcas, al igual que las personas, están llenas de valores. Los valores fundamentales son aquellos en los que tu marca no transa, no negocia. Son los que se verán en los detalles: se tienen que SENTIR.

Crea tu Propio Concepto
Construye tu Universo

¿Qué vas a crear? ¿Ya existe? ¿Cómo será tu versión? ¿En qué se diferencia?

El universo de marca es el mundo imaginario que construyes alrededor de lo que haces. A través de ese mundo te vas a conectar con tu cliente ideal y se construirán lazos emocionales entre ustedes. Piensa en el tipo de mensaje que quieres transmitir, en la historia que quieres contar. ¿Qué parte de ti es un aporte para la marca y cuál no? Te tocará separar de manera estratégica entre lo que te pasa y lo que le pasa a tu marca. Elije mostrar lo que te hace vibrar, lo que te parece vital, porque va a ser importante para tu cliente ideal. Piensa, sobretodo, en el tipo de mundo que le interesa a tu cliente ideal y ayúdalo a hacerlo realidad a través de tu marca. Una marca no la construye uno: es un imaginario construido entre todos quienes interactúan con ella. Es trabajo en equipo, pero el alma se la das tú. No mires al resto. Haz lo tuyo, de la mejor manera posible. Y siempre piensa:

¿Qué tipo de mundo quieres ayudar a construir?

Hablemos de tu marca
Brand Development
< Previous Post
No Comments

Post a comment