10.08.2017

¿Con quién conversa tu marca?

Brand Experience

¿Sabías que puedes decidir exactamente para quién crear? Uno de los errores más frecuentes es sentir que tenemos que enamorarlos a todos. Ahí es donde algunas marcas caen en la copia, en replicar de manera literal lo que hace la más exitosa o lo que sale en los informes de tendencias: llegan tarde y sin sello propio.

Al menos una vez por mes hago un recorrido por las tiendas de la ciudad y es tremendo ver cómo hay muchas que, a pesar de apuntar a públicos totalmente distintos, hacen lo mismo que el resto y lo muestran de igual forma. Lo mismo pasa en las redes sociales. “¿Dónde está la diferencia?” me pregunto. Debiera haberla: notoria o sutil, pero debiera estar.

Al hacer lo mismo, lo único que hacemos es remarcar que es el otro el que impone lo que se consume. Y no digo que no tengamos héroes o musas: una cosa es la referencia y es necesaria.

Pero la copia…

La copia nunca va a dejar de ser “la copia de…”.

Incluso las marcas que viven de la reinterpretación le dan un toque propio, ya sea a través de detalles que bajan a tierra el producto o que lo combinan con toques accesibles, siguiendo un estilo propio. Claro que hay varias que no, y ahí están… tirando por la borda la oportunidad de hacer las cosas bien para verse envueltas en litigios legales.

Tu emprendimiento merece más que ser conocido como “la copia clase B”. Haz que sea una buena alternativa –¡La mejor!– teniendo en mente al público para el que trabajas.

A la hora de pensar en tu cliente, tienes que imaginar para quién está creado tu proyecto y ser capaz de describir a esa persona en detalle: cómo es, cómo vive, lo que piensa, lo que le gusta, lo que siente, lo que anhela.

No tengas miedo de construir la marca con la que soñaste el primer día. Recuerda por qué empezaste; seguro fue porque a ti te hacía falta algo o porque querías complacer a aquellos que no encontraban lo que precisaban en el mercado. No te olvides nunca de hacer las cosas lo mejor posible, con el corazón. No te olvides nunca de que tu marca puede llegar a ser la mejor del mundo.

 

No Comments

Post a comment